Cuenta con profesionales psiquiatras y psicólogos altamente capacitados, especializados en el área y que brindan atención del más alto nivel para restablecer su bienestar, a partir de un trato humano, respetuoso, ético, basado en evidencias científicas y de excelencia, que caracterizan al Instituto de Neurología y Neurociencias Aplicadas.

En esta Unidad se realizan valoraciones diagnósticas de pacientes que presentan síntomas de Depresión de manera multidisciplinaria, buscando las causas de los mismos y el tratamiento idóneo para hombres y mujeres ya sean adolescentes, adultos o adultos mayores.

«Existen muchos tipos de Depresión y cada persona tiene su forma de reaccionar ante los cambios bioquímicos cerebrales, de acuerdo a su personalidad previa y constitución. De acuerdo a esto se deriva la Depresión reactiva que es la que sufre cualquier ser humano ante una pérdida importante, la cual esta asociada al grado de «resiliencia» (capacidad de sobreponerse a los embates de la vida y salir airoso), lo que por ende determinará la severidad de la misma en el paciente. También existe la llamada Depresión endógena que aparece a veces sin un evento precipitante; asimismo está presente la Depresión que forma parte de los trastornos bipolares o enfermedad maníaco depresiva, cuyo diagnóstico se hace hoy día mas prontamente, ya que contamos con recursos terapéuticos para lograr una estabilización del humor que prevenga tanto en las etapas de manía como en la Depresión, donde el mayor riesgo es el suicidio. Es posible diferenciarlas desde el punto de vista clínico y cada día se adelanta más en ese campo».  (Dr. Alonso Hernández Carstens-Médico Psiquiatra)

DEPRESIÓN EN HOMBRES:

La depresión tiende a ser común en hombres, es poco discutida y tratada. Los hombres con depresión a menudo presentan diferentes síntomas que tienden a expresarse de manera física antes que de manera emocional, como la fatiga, el dolor, las dificultades para dormir y la automedicación con alcohol y drogas.

DEPRESIÓN EN MUJERES:

Se ha puesto un énfasis especial en la depresión en la mujer antes, durante y después del embarazo. Se ha encontrado que muchos problemas concernientes al embarazo están relacionados con la depresión.

DEPRESIÓN EN NIÑOS Y ADOLESCENTES:

La depresión en gente joven y niños puede ser diagnosticada y tratada, y generalmente el tratamiento consiste en psicoterapia y medicamento. Cuando estos trastornos son detectados más tempranamente y no se dejan sin atender, la remisión es mucho más frecuente y menos severa.

Los niños tienden a negar con mayor facilidad la depresión. No se sabe si esto es por una falta de desarrollo/madurez para poder detectarlo, o porque perciben con más sensibilidad el estigma que hay hacia estar deprimidos, y porque sienten que defraudan las expectativas de los padres. La depresión en la niñez tiende a expresarse a través de enojo, ira o llanto excesivo y problemas de conducta, como la rebeldía.

Entre los niños mayores y adolescentes la depresión se manifiesta a través de irritabilidad, alejamiento, pérdida de energía e interés en actividades que antes les atraían, cambios en el apetito y en el ciclo del sueño.

DEPRESIÓN EN ADULTOS MAYORES:

Ocurre después de los 60 años. Hay un mito social donde se cree que por ser adulto mayor surge la depresión. Sin embargo, tiene que ver con episodios anteriores a esta edad de depresión, con enfermedades médicas de corazón, artritis, diabetes, etc. Treinta por ciento de pacientes con un infarto desarrollan un cuadro depresivo después de este. Es importante el diagnóstico a esta edad con entrevistas a profundidad y a menudo con pruebas psicológicas para observar todos los factores que contribuyen a este padecimiento.